Mitos y verdades de los temores ante la cirugía plástica

From the Blog

cirugía plástica

Mitos y verdades de los temores ante la cirugía plástica

¿Cuántos pacientes se echan atrás antes de una cirugía plástica? ¿Hasta qué punto debemos temer a la anestesia? ¿Qué intervenciones no la requieren?

El Dr. Antonio Tapia, uno de los cirujanos plásticos veteranos de mayor prestigio en España, pionero en cirugía de rejuvenecimiento, ha hablado sobre algunos de los temas que nos provocan más curiosidad.

Porcentaje de reacciones adversas a la anestesia

Es de 1 entre 1 millón y medio. Lo más importante es elegir la anestesia adecuada a la intervención que se va realizar y al tiempo que requiere. En muchas ocasiones, es la general. Y por supuesto es fundamental que cualquier procedimiento quirúrgico se realice en un centro preparado para reaccionar en el improbable caso de que se produzca un problema.

La anestesia general no es más arriesgada que la sedación

La creencia de que la sedación o la anestesia local entrañan menos riesgos que la general, es falsa. Todo depende de la intervención que vaya a realizarse. Como norma podemos decir que en operaciones que duran 1 hora y media o 2 horas, lo más sensato es acudir a la general. Es cierto que para algunas, como la blefaroplastia (cirugía de párpados) por ejemplo, sí se utiliza sedación y anestésico local. Lo cierto es que mantener mucho tiempo a un paciente con anestesias locales es más arriesgado que una general.

Pacientes que deciden no operarse por temor

Es cierto que esto se da en ocasiones, en parte incentivado por la gratuidad de las consultas. No obstante el porcentaje es muy pequeño. No llega al 1%.

Primera pregunta del paciente cuando se interesa por la cirugía

No va sobre riesgos, ni anestesias, ni post operatorios. El 90% de los pacientes que se acercan a hacer consultas, ya sea por internet o personalmente, pregunta en primer lugar por el precio. Sin embargo hacer así la primera criba es un error por varias razones: el médico no puede hacer una valoración real sin haber analizado el caso concreto, y en cirugía estética ahorrar puede significar arriesgar demasiado. Por ejemplo, volviendo a la anestesia, el hecho de optar por sedación y anestesia local abarata costes, pero en determinadas intervenciones aumenta el riesgo.

Nueva especialidad: pacientes que repiten

Se ha creado una nueva especialidad en estética, la cirugía secundaria: el aumento de personas que acuden a las clínicas buscando solución a un mal resultado de una intervención anterior, ha aumentado hasta suponer ya el 60% de las consultas. Es fundamental elegir desde el principio una clínica con nombre y apellidos, preparada para todo.

Cirugías que causan más dudas

La rinoplastia. Y no es de extrañar. Es una intervención para toda la vida. Hay que valorar mucho la experiencia del cirujano y escuchar bien sus explicaciones. Otra de las que causan respeto, es lo que la gente llama “lifting facial” y que requiere un trabajo muy diferente en cada caso. Todos conocemos o hemos visto en televisión a personas que han pasado por quirófano para rejuvenecer y no han obtenido resultados deseables. Todo lo que se hace en el rostro causa más dudas e indecisiones que la cirugía cuyos resultados pueden taparse.

Fuente: http://www.larazon.es/

Comentarios cerrados