Abdominoplastia

Abdominoplastia

Abdominoplastia

abdominoplastiaLa Abdominoplastia no es lo mismo que liposucción, que es otra forma de extraer grasa. Pero la cirugía de la pared abdominal algunas veces se combina con liposucción.

La cirugía de la pared abdominal es un procedimiento que mejora la apariencia de los músculos y piel abdominales (vientre) flácidos y estirados. Dicha cirugía a menudo se denomina abdominoplastia y puede ir desde una miniabdominoplastia simple hasta una cirugía más extensa.

El abdomen es una de las zonas del cuerpo donde se acumula la grasa con más facilidad. Los embarazos, seguidos a menudo de distensión de la musculatura abdominal, variaciones de peso y desordenes hormonales contribuyen a la formación de un abdomen poco estético o con deformidades.

Además de la mejora estética que se consigue al eliminar la flacidez abdominal, la abdominoplastia mejora la postura, elimina y previene dolores de espalda (descarga la zona lumbar) y te permitirá realizar actividades deportivas con mayor facilidad y eficiencia.

Candidatos

abdominoplastiaLos mejores candidatos para este tipo de intervención son aquellas personas que, estando cercanas a su peso ideal, presentan acúmulos de grasa en el abdomen junto a una piel flácida que no responden a una dieta o a ejercicio. Está indicada tanto en hombres como en mujeres aunque es particularmente útil en las mujeres que, a causa de embarazos, tienen dilatación irreversible de la piel y de la musculatura del abdomen.

La cirugía se llevará a cabo en un quirófano de un hospital. A usted le aplicarán anestesia general. Esto lo mantendrá dormido y libre de dolor durante el procedimiento. La cirugía demora de 2 a 6 horas y es de esperarse un período de hospitalización de 1 a 3 días después de la operación.

Esta operación permite además la reparación de la pared muscular a fin de conseguir un abdomen plano y, en casos indicados, el estrechamiento de la cintura del paciente. La extensión de la incisión dependerá de la flacidez de la piel y del grado de obesidad de la persona.

Después de que a usted le apliquen la anestesia, el cirujano hará un corte (incisión) a través del abdomen para abrir la zona. Esta incisión estará exactamente por encima del área púbica.

El cirujano extirpará el tejido graso y la piel suelta de las secciones medias y bajas del abdomen para hacerlas más firmes y más planas. En las cirugías extensas, el cirujano también retira el exceso de piel y de grasa (llantas) de los lados del abdomen. Igualmente, se pueden fortalecer los músculos abdominales.

Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

Las personas fumadoras que deseen realizarse una lipectomía abdominal deberán abstenerse de fumar durante al menos dos semanas antes y dos semanas después de la intervención porque el tabaco puede afectar de manera muy negativa en la cicatrización de la herida.

Usted tendrá un poco de dolor e incomodidad durante varios días después de la cirugía. Su cirujano le prescribirá analgésicos para ayudarle a manejar el dolor. Puede ayudar el hecho de descansar con las piernas y las caderas dobladas durante la recuperación para reducir la presión sobre el abdomen.

Usar un soporte elástico similar a una faja durante 2 a 3 semanas brindará apoyo extra mientras sana. Usted debe evitar la actividad extenuante y cualquier factor que cause tensión durante 4 a 6 semanas. Probablemente podrá volver a trabajar en 2 a 4 semanas.

Las cicatrices se volverán más planas y más claras durante el siguiente año. NO exponga la zona al sol, porque puede empeorar la cicatriz y oscurecer el color. Manténgala cubierta cuando esté al sol.