Lifting de muslos

Lifting de muslos

Lifting de muslos

Lifting de muslosEn un lifting de muslos o musloplastia solo se elimina la piel y el tejido subdérmico sobrantes. Con una liposucción-liposescultura podemos eliminar la eventual grasa sobrante. Ambas intervenciones se llevan a cabo durante la misma sesión quirúrgica.

El lifting de muslos, es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar la forma y tersura de las piernas por las siguientes razones:

  • Mejorar el contorno corporal de una mujer que, por razones personales, piense que la piel de sus muslos esta descolgada.
  • Corregir una reducción en el volumen de las piernas y muslos tras una reducción importante de peso.
  • Permitir el uso de determinadas prendas como trajes de baño, en mujeres con muslos en muy mal estado
  • El lifting de la parte interna de los muslos es un tratamiento muy popular. La mayor parte de las mujeres suelen presentar flacidez en esa zona. Debido a que las cicatrices suelen quedar escondidas en el pliegue que forma la piel, no se notarán.

Debido al envejecimiento y a la gravedad, la piel de la parte externa de los muslos puede perder su firmeza. La pérdida de esta elasticidad puede conllevar a la flacidez de la piel de la zona, que se vuelve irregular o arrugada.

Debido al adelgazamiento, el efecto será más visible. Un lifting de muslos lateral puede ofrecer una solución para tensar la piel de la parte externa de los muslos.

Después de una perdida considerable de peso puede haber un exceso de piel, lo que conlleva a que ésta cuelgue de su cuerpo, como una bolsa vacía. Ha realizado un enorme esfuerzo para perder peso. La eliminación de la piel sobrante es la última fase para conseguir un estilizado contorno corporal.

Candidatos

El lifting de muslos está diseñado para eliminar grandes cantidades de piel y grasa de las caderas y los muslos, por lo tanto, los candidatos ideales para esta cirugía, son aquellas personas que presentan  cuerpo en forma de “pera” lo cual describe que la mayor parte de su exceso de peso se encuentra en la parte inferior del cuerpo.

Durante la cirugía de muslos, el cirujano plástico hace incisiones a lo largo del interior y/o exterior de los muslos, según el lugar en el que se encuentre almacenado el exceso de grasa. Segmentos elípticos de piel y grasa subyacente son retirados de las zonas del muslo y la piel y el tejido restante se levantan y reposicionan para lograr mas firmeza. Después de la operación de lifting de muslos, será necesario mantener vendas elasticas para apoyar la zona.

El procedimiento de lifting de muslos toma generalmente alrededor de 2-3 horas, dependiendo de la extensión del trabajo requerido, y de si otros procedimientos como la liposucción están involucrados.

En la primera visita se realiza una historia clínica completa, y una exploración física donde se valora la morfología del paciente (general, y muslos en particular), así como aspectos concretos como asimetrías, elasticidad de la piel y volumen de grasa subcutánea.

La visita se completa con una serie de fotografías estandarizadas y mediciones.

Antes de la intervención se realizan unas pruebas preoperatorias generales (analítica general, electrocardiograma y radiografía de tórax).

Antes del alta se retiran los drenajes y el vendaje se colocan unas mallas de compresión que se deberán llevar durante un mes.

Las recomendaciones específicas al alta son realizar reposo relativo y evitar los pliegues en las mallas.

Inicialmente puede existir cierta inflamación en la zona intervenida y algunos hematomas superficiales, pero el dolor se controla con una pauta de tratamiento analgésico y antiinflamatorio.

En general, las pacientes pueden reincorporarse al trabajo a los 7 días.