Otoplastia (Orejas)

Otoplastia (Orejas)

OtoplastiaLa Otoplastia es una intervención quirúrgica para corregir orejas prominentes o despegadas. Corrige el aspecto de las orejas, reduciendo su tamaño o reposicionándolas con el fin de que no estén salientes. Este procedimiento es común en niños y niñas de entre 4 y 14 años aunque también se realiza en adolescentes y adultos.

Es esta una cirugía muy resolutiva que consigue mejorar significativamente la estética facial. La posibilidad de realizarla de forma ambulatoria y bajo anestesia local es una de las ventajas de este tratamiento.

Duración del procedimiento:

El procedimiento dura aproximadamente dos horas y generalmente se requiere 1 noche de hospitalización aunque esta no es estrictamente necesaria.

Entre las molestias se puede presenta dolor, inflamación, entumecimiento y enrojecimiento de la zona.

Es normal que en los primeros días las orejas duelan, por lo que debe administrarse medicación que alivie el dolor. También están hinchadas y rojas.
A los dos días de haber realizado la otoplastia ya se puede lavar el cabello, manteniendo la cabeza hacia atrás.

La mayoría de los pacientes se incorpora al trabajo 5 días después de la operación y los niños vuelven al colegio a los 7 días. Es importante tener cuidado con las actividades físicas.

Otoplastia - Procedimiento

Otoplastia – Procedimiento

Una vez realizada la entrevista con el médico, en donde se dejará en claro al paciente, el procedimiento, las ventajas o riesgos que hay en cuanto a la operación, también las consideraciones que se deberá tomar antes de la cirugía.

Se recomienda días antes de la cirugía usar  jabón germicida, tipo Lactacyl, para usar no solo en el cuerpo sino en la cabeza y el rostro. No consumir ningún medicamento que tengan salicilatos, antes de las dos semanas de la cirugía, así también después de la cirugía. No deben fumar al menos semanas antes de la operación, así como también en la etapa de recuperación.

Aquí hay que tener cuidado en no tocar la zona operada, debidamente a la operación esta sentirá algunas molestias, que es normal, por ejemplo:

– Hay dolor leve en la zona. Si se presenta mayores molestias, es ideal comunicarse con el médico.
– Moratones que irán desapareciendo en la primera semana y al cabo de un mes habrá desaparecido el edema, que es más lento en el proceso postoperatorio.
– Pérdida de la sensibilidad en la zona, por lo que paulatinamente irá desapareciendo con el pasar de los días.
Se coloca vendaje compresivo, el cual es retirado dentro de 2 días. Las suturas se retirán en la primera semana. Se podrá observar el resultado final a partir de los 3 meses pasado la operación

Algo que se debe tomar en cuenta es que no se debe mojar la zona intervenida, al menos hasta que se hayan retirado los puntos, luego de ese proceso podrá lavarse con un jabón neutro.